INFERTILIDAD

por: Dr. Rubén Tlapanco Barba

¿QUE ES LA INFERTILIDAD?

 

Se define como “infertilidad” a la dificultad para llevar a buen término un embarazo, ya sea que nunca se haya logrado la concepción, o bien que habiendo quedado embarazados, el bebé no haya logrado llegar a nacer.

 

La infertilidad se presenta en el 15% de la población mundial en edad de procrear. Afecta por igual a varones y mujeres, las causas de infertilidad se encuentran distribuidas al 50% en ambos miembros de la pareja.

 

En un 30% de los casos se pueden encontrar causas de infertilidad en ambos cónyuges, por lo que se hace imprescindible estudiarlos a ambos de manera simultánea. Para estudiar la infertilidad existen normas perfectamente establecidas que se conocen como “protocolos”. Los cuales analizan las principales y más frecuentes causas de infertilidad, por lo cual en un lapso breve (30 a 60 días), se puede tener con mucha precisión el diagnóstico  de cual o cuales son las causas involucradas.

 

La mayoría de los casos (80%), pueden ser diagnosticados y solucionados con técnicas conocidas como de “baja complejidad”, las cuales son relativamente sencillas y económicas. El 20% restante puede requerir de otro tipo de métodos diagnósticos más refinados y de técnicas conocidas como de “alta complejidad”. Sólo el estudio completo y sistemático de la pareja nos permite llegar a un diagnóstico preciso, con base en el cual, se pueda definir cuál es el tratamiento más adecuado para cada caso en particular. 

"La infertilidad es un asunto de pareja".
Femsalud/infertilidad
¿CUANDO DEBE INICIARSE EL ESTUDIO DE INFERTILIDAD?

 

Las estadísticas revelan que cuando una pareja tiene relaciones sexuales frecuentes y regulares (2 a 3 veces por semana), sin utilizar protección anticonceptiva, las posibilidades de lograr un embarazo se distribuyen de la siguiente manera:

 

Al mes 25%, a los 6 meses 65%, a los nueve meses 75% y a los 12 meses 85%.

 

Cómo ya se ha mencionado, la incidencia de la infertilidad es del 15%, por ello se considera que las parejas que no han conseguido un embarazo después de un año, tienen de manera implícita un problema relacionado con la fertilidad.

 

Entonces, toda pareja que tenga deseos de lograr un embarazo y que después de un año no lo haya conseguido, es candidata a ser estudiada por infertilidad. 

FACTOR MASCULINO

 

A las diversas causas implicadas en la infertilidad, se les conoce como “factores”.

 

Cada probable causa de infertilidad es un “factor”. Los diferentes factores se estudian de “afuera hacia adentro”.

 

El factor más externo lo constituye el varón y por lo tanto estudiar el semen suele ser uno de los estudios iniciales a realizar. El estudio del semen se conoce como “seminograma o espermatobioscopía”, la muestra se obtiene por masturbación y se colecta en un recipiente estéril de boca ancha.

 

Este estudio brinda información acerca de la cantidad total de espermatozoides, su forma, su movilidad, las características físico químicas del líquido seminal, así como cultivos bateriológicos del mismo. Para que el estudio sea “confiable” se requiere contar con una abstinencia coital mínima de 3 y máxima de 6 días.

 

Cuando se eyacula frecuentemente, el líquido seminal pierde algunas de sus propiedades, por lo que el estudio puede resultar alterado. Por otro lado, cuando los espermatozoides permanecen más de 6 días almacenados, comienzan a degenerar y también se puede obtener un resultado inadecuado.

 

Por ello el estudio debe realizarse dentro del lapso mencionado y la muestra debe ser analizada a la brevedad posible después de haber sido emitida.  

Femsalud/espermatozoides en trompas de Falopio
 
 
FACTOR CERVICAL Y UTERINO

 

Después que los espermas son depositados en el fondo de la vagina, el cuello del útero los “capacita” para mejorar las posibilidades de fecundar.

 

Para ello es importante que tanto la vagina como el cuello se encuentren sanos y libres de infección, por eso es importante efectuar una revisión ginecológica, que incluya la toma del Papanicolaou, así como diversos cultivos, y en algunos casos la realización de un estudio llamado colposcopia.

El útero además de ser la vía de paso para los espermatozoides en su camino hacia las trompas, es el sitio donde se implanta y se desarrolla el embarazo, por ello es necesario verificar que en su interior no se encuentren tumoraciones ni otras alteraciones que puedan ser nocivas para el embarazo.

 

Para conocer el estado que guarda el “interior” del útero, se realizan estudios tales como el ultrasonido, la Histerosalpingografía y en algunos casos la visualización directa de la cavidad uterina por método de un estudio conocido como “histeroscopia”. 

Femsalud/infertilidad
El estudio del semen debe realizarse con una abstinencia sexual entre 3 y 6 días. 
 
Femsalud/infertilidad
EL ENEMIGO INVISIBLE

 

Existe un padecimiento que se encuentra en el 30% de las mujeres en edad reproductiva y en el 75-80% de las mujeres que padecen infertilidad. Esta enfermedad recibe el nombre de “endometriosis”.

 

La endometriosis se define como la presencia del tejido interno del útero (endometrio), en un sitio diferente (trompas, ovarios, intestino, etc.) Cada menstruación, el endometrio sale del útero a través de la vagina en forma de sangrado.

 

De la misma manera en que hay sangrado “hacia fuera”, tam- bién se produce un sangrado “hacia adentro”, el cual sale por medio de las trompas y se disemina libremente en la cavidad abdominal.

 

En la mayoría de las mujeres, el sistema inmunológico se encarga de “eliminar” ese endometrio, pero en un 30% de las mujeres, en lugar de eliminarse, se implanta y comienza a crecer. En esto consiste la “endometriosis”.

 

Esa alteración inmunológica es de causa desconocida, tiene un patrón hereditario y es la responsable de crear condiciones adversas tanto para los óvulos como para los espermatozoides y los embriones.

 

La mejor manera para diagnosticarla y tratarla es mediante la realización de una laparoscopía, también conocida como cirugía de mínima invasión.

 

Mayor infomación consulta ENDOMETRIOSIS

 
Femsalud/infertilidad
FACTOR TUBARIO Y PERITONEAL

 

Este factor se refiere a las trompas uterinas (también llamadas trompas de Falopio), ellas son las encargadas de transportar al óvulo en su camino hacia el útero y también permiten el paso de los espermatozoides en su camino para “encontrarse” con el óvulo.

 

De hecho la fecundación se lleva a cabo en el interior de las trompas, por ello se necesita que se encuentren destapadas y sanas. Son múltiples las circunstancias por las que las trompas pueden obstruirse, como: Tapones de moco, endometriosis, procesos infecciosos (por gérmenes como Chlamydia y Mycoplasma, ureaplasma), procesos adherenciales posterior a diversas cirugías abdominales (como apendicetomía, resección de quistes de ovario, etc.)

 

Para verificar si las trompas se encuentran destapadas, se efectúan algunos estudios. La “histerosalpingografía”, que consiste en instilar un líquido opaco a los rayos equis en el interior del útero para que se “pinte” tanto el interior del útero como las trompas y poder verlas mediante la toma de varias placas radiográficas.

 

La sonohisterografía que se realiza mediante ultrasonido y la laparoscopía, por medio de la cual podemos ver directamente el útero y las trompas mediante un instrumento óptico que se introduce a través del obligo y que inclusive nos permite realizar procedimientos quirúrgicos complejos. 

 
Femsalud/infertilidad
FACTOR ENDOCRINO OVÁRICO

 

En este factor se consideran todas la alteraciones que afectan a la “ovulación”. Por regla general, las pacientes que son puntuales para menstruar, son aquellas que ovulan de manera regular; por lo tanto si una mujer tiene alteraciones menstruales (ya sea atrasos o adelantos), con mucha frecuencia se debe a que no se está ovulando de manera correcta y en consecuencia la posibilidad de resultar embarazada es baja.

 

Para estudiar este factor, es necesario realizar estudios en sangre que buscan determinar algunas hormonas que son las responsables del correcto funcionamiento de los ovarios. Estas determinaciones se deben realizar en días específicos del ciclo menstrual, por eso, para solicitar estos estudios es preciso esperar a que se inicie el periodo menstrual.

 

Una parte de estos exámenes debe realizarse entre el día 3 y 5 de haberse iniciado la menstruación y el resto de ellos entre los días 21 y 23 del mismo ciclo menstrual. 

“Los estudios para evaluar la ovulación deben realizarse en días específicos, relacionados con el inicio de la menstruación” 
 
OTROS FACTORES

 

En ocasiones se hace necesario realizar otro tipo de estudios, como son la determinación de hormonas tiroideas, prolactina, cortisol, andrógenos, etc.

 

También deberá investigarse la presencia de algunos microorganismos conocidos como Chlamydia, Mycoplasma y Ureaplasma, que aunque “no ocasionan síntomas”, si producen efectos nocivos para el embarazo.

 

Existen además, algunas alteraciones en las que se desarrollan “anticuerpos” contra los espermatozoides, ya sea en la mujer o en el varón mismo. Por lo que dichos estudios pueden llegar a ser requeridos.

 

Como podrá apreciarse, se hace necesario realizar una serie de estudios, de los cuales algunos son de primera intención y otros pueden indicarse dependiendo de los hallazgos encontrados en las primeras pruebas o en los datos recogidos de la historia clínica o de la exploración física. 

Femsalud/infertilidad
 
 
REPRODUCCIÓN ASISTIDA

 

¿Qué es la reproducción asistida?

Se entiende como reproducción asistida, al conjunto de técnicas en que se “manipulan los gametos” (óvulos y espermatozoides), con la finalidad de favorecer la consecución de un embarazo.

 

Estas técnicas se dividen en dos grupos: Las técnicas de baja complejidad y las técnicas de alta complejidad.

 

Las técnicas de “baja complejidad”, tienen su principal representante en la “inseminación intrauterina”, la cual consiste en la colocación de una pequeña cantidad de espermatozoides “capacitados” (mejorados), en el interior del útero, lo que se efectúa en un momento “muy cercano” a la ovulación.

 

Para determinar ese momento, es necesario administrar medicamentos y realizar seguimiento por ultrasonido para ir viendo el crecimiento de los óvulos y controlar el momento de la ovulación, para así poder “sincronizarlo” con la inseminación.

 

Técnicas de “alta complejidad”, son aquellas en las que se requiere extraer los óvulos del cuerpo de la mujer, para fertilizarlos afuera con espermatozoides de su pareja, o de donador y una vez corroborado el embarazo, se transfieren los embriones al interior del útero para que continúen su desarrollo.

 

Estas técnicas requieren de un número considerablemente mayor de medicamentos, así como de exámenes de laboratorio y ultrasonidos seriados. Tanto para la obtención de los óvulos, como para la introducción de los embriones, se hace necesario ingresar al quirófano, aunque sólo se utiliza anestesia en el momento de la obtención de los óvulos.

 

Es conveniente saber que aunque se toman varias precauciones, siempre que se realizan este tipo de técnicas, existe la posibilidad de un embarazo múltiple. 

Para mayor información consulta: REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Femsalud/infertilidad
Es muy importante realizar cultivos para
Chlamydia, Mycoplasma y Ureaplasma.
Femsalud/Análisis de semen
PUEDES DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO / 2021