CLIMATERIO

por: Dr. Rubén Tlapanco Barba

¿QUE ES EL CLIMATERIO?

 

Con mucha frecuencia tiende a confundirse el término “menopausia” con el término “climaterio”. Para entender con claridad la diferencia entre estos conceptos, vale la pena hacer la siguiente analogía.

 

El inicio de la vida reproductiva esta determinado por una serie de cambios físicos en el cuerpo de la niña. Por ejemplo, aparece el vello axilar y púbico, se inicia el crecimiento de los senos, hay un incremento en la estatura y la forma del cuerpo se modifica.

 

A esta etapa de la vida se le conoce como “pubertad” y un día de la pubertad aparece la primera menstruación que recibe el nombre de “Menarquia”.

 

Así mismo cuando la etapa reproductiva de la mujer va a concluir, se producen una serie de cambios en los cuales la ovulación comienza a ser inconstante, hay una disminución en la producción de las hormonas, lo que puede conllevar diversos síntomas, más o menos importantes y un día de esta etapa llamada “climaterio” ocurre la última menstruación, la cual recibe el nombre de “Menopausia”.

 

Entonces Pubertad y Climaterio son etapas adaptativas de la vida y menarquia y menopausia se refieren simplemente a la primera y la última menstruaciones, respectivamente.

 

Para considerar que a una mujer se la ha presentado la menopausia, es necesario que transcurra “un año” sin periodo menstrual, ya que como se ha dicho anteriormente las menstruaciones pueden ser bastante irregulares, llegando a tardar varios meses entre una y otra. 

Femsalud/climaterio
La pubertad y el climaterio son etapas adaptativas de la vida, que guardan ciertas similitudes. 
Femsalud/climaterio
¿PARA QUE SIRVEN LAS HORMONAS?

 

Una hormona es una sustancia que se produce en un sitio, después viaja por la sangre y ejerce su acción en otro sitio diferente de aquel en donde se produjo.

 

Existen muchas y muy diferentes hormonas, por ejemplo: La insulina, que se produce en el páncreas y sirve para que las células del organismo puedan utilizar el azúcar (glucosa). Si la insulina falla, se presenta la enfermedad conocida como diabetes.

 

Otro ejemplo de hormonas lo representan las hormonas que produce el ovario (estrógenos y progesterona principalmente).

 

 Los estrógenos actúan a diferentes niveles, su falta repercute fundamentalmente en tres aspectos:

1. Síntomas como: bochornos, sudoración nocturna, insomnio, labilidad emocional, etc.

2. Pérdida de hueso (osteoporosis.) 

3. Incremento en el riesgo de infarto al miocardio. 

 
SÍNTOMAS PRODUCIDOS POR
DEFICIENCIA DE ESTRÓGENOS

 

Lo primero que suele aparecer, cuando llega el climaterio y ocurre la disminución de los estrógenos, son las alteraciones menstruales, los ciclos se vuelven irregulares pudiendo ser tanto más largos, como más cortos.

 

Posteriormente se presentan “calores” en la mitad superior del cuerpo que se conocen como “bochornos”, pueden ocurrir también sudoraciones nocturnas, insomnio, irritabilidad, labilidad emocional, disminución de la libido y depresión.

 

Todos estos síntomas se presentan porque la baja de los estrógenos afecta diversas zonas del cerebro, como lo es el centro regulador de la temperatura (por ello los bochornos). Otro ejemplo es que el deseo sexual tiende a disminuir. También la piel, la mucosa vaginal y el cabello son estimulados por los estrógenos, por eso cuando éstos disminuyen, se puede presentar resequedad (tanto de la piel como de la vagina), el cabello se vuelve seco y quebradizo.

 

Todos estos síntomas disminuyen e incluso desaparecen cuando se administran estrógenos sustitutos. Por supuesto que para administrar estos medicamentos con seguridad, se requiere de la elaboración cuidadosa de una historia clínica completa, así como una exploración fÍsica detallada, que incluya la toma del Papanicolaou y la realización periódica de algunos estudios como la “mastografía” y ultrasonido mamarios, que sirven para descartar alteraciones en los senos. De igual forma, es recomendable la realización de una “densitometría ósea”, que es un examen que nos permite detectar osteopénia u osteoporosis. 

Femsalud/climaterio
 
Femsalud/climaterio
¡QUE ES LA OSTEOPOROSIS?

 

La “osteoporosis” es la disminución en la densidad del hueso. Con el paso del tiempo, los huesos se van volviendo “porosos”. Tanto hombres como mujeres “formamos hueso” hasta los 29 años de edad.

 

Posteriormente a esto, la pérdida es mayor que la formación. Esto nos lleva a una disminución en la densidad del hueso, la cual suele ser paulatina, pero cuando llega el climaterio, dicha pérdida se acelera.

 

Esto ocurre porque los estrógenos producidos por los ovarios tienen, entre muchas funciones, la de ayudar a “introducir” el calcio a los huesos. Cuando los niveles de estrógenos disminuyen, esta función también decrece, lo que ocasiona que la pérdida de hueso, supere a su formación.

 

Existen además otros factores que aceleran la disminución de masa ósea, como son: La falta de ejercicio, el tabaquismo, la ingesta de café, refrescos de cola, y la deficiencia de vitamina D.

 

Es importante saber que no basta con tomar calcio en la dieta o mediante presentaciones farmacéuticas, ya que si no existe un elemento como los estrógenos o algún sustituto de éstos, que ayuden a ingresar el calcio al hueso, la descalcificación continuará avanzando. 

Femsalud/climaterio
 
Femsalud/climaterio
La osteoporosis se “acelera” durante
el climaterio y después de la menopausia. 

Femsalud/climaterio
 
La administración de estrógenos
disminuye el riesgo de infarto durante los primeros dos años. 
PROTECCIÓN DE RIESGO
DE INFARTO AL CORAZÓN

 

Antes de que ocurra la menopausia, la posibilidad de que una mujer sufra un infarto al corazón, es del orden de una mujer por cada 10 hombres.

 

Sin embargo después de que se ha presentado la menopausia la frecuencia en la presentación de infartos se “iguala”; (una mujer por un hombre). Esto quiere decir que el riesgo de infarto al corazón se incrementa 10 veces en las mujeres, una vez que han dejado de menstruar.

 

Las razones atribuidas para que se presente este fenómeno, radican en que la presencia de los “estrógenos”, mantiene las proporciones de colesterol y triglicéridos en condiciones “no favorables” para que se presente un infarto; en cambio una vez que los estrógenos descienden (cuando se ha presentado la menopausia), dichas proporciones de colesterol y demás elementos se modifican, volviéndose más favorables para que se presente el infarto (igual que sucede en los varones).

 

Por ello, la administración de estrógenos tiene un efecto “protector” contra el infarto al corazón, durante los primeros dos años de su administración. Obviamente es imperativo mantener un peso adecuado y realizar ejercicio de manera regular y no fumar.

Femsalud/climaterio
CONCEPTOS ACTUALES EN
EL TRATAMIENTO DEL CLIMATERIO

 

El tratamiento actual del climaterio incluye cinco aspectos:

1. La regulación del ciclo menstrual si todavía se menstrúa.

2. La reducción de síntomas.

3. El incremento en la libido.

4. La prevención de la osteoporosis y

5. La protección del riesgo de infarto al corazón.

 

Los únicos compuestos farmacológicos que puede realizar adecuadamente estas cinco acciones, son las hormonas (estrógenos y progesterona principalmente). La administración de estrógenos requieren de una adecuada valoración y vigilancia por parte del ginecólogo, que deberá incluir, una historia clínica y exploración física completas, la toma de Papanicolaou, exámenes de sangre, mastografía, ultrasonido mamario y densitometría ósea, realizados de manera regular (en intervalos de 6 a 24 meses), según lo amerite cada caso en particular.

 

Sin embargo, aún en condiciones “ideales” para la prescripción de estrógenos, las publicaciones actuales recomiendan no administrarlos por más de cinco años. Posteriormente a este lapso deberá evaluarse de manera individual, cuales son las necesidades de tratamiento para cada paciente. Si el problema son los síntomas, existen alternativas de tratamiento para combatirlos, que “no son estrógenos”.

 

Si el problema es osteoporosis, también existen medicamentos que sin ser hormonas, ayudan a evitar que los huesos continúen perdiendo calcio. Para disminuir el riesgo de infarto al corazón, deberá mantenerse una dieta adecuada, realizar ejercicio de manera regular, además se puede prescribir aspirina a “dosis bajas” y no fumar, al igual que se recomienda a los varones. 

 
PUEDES DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO / 2021