COVID-19

¿Qué debo hacer si tengo síntomas de COVID-19 y cuándo he de buscar atención médica?

Si tiene síntomas leves, como tos o fiebre leves, generalmente no es necesario que busque atención médica. Quédese en casa, aíslese y vigile sus síntomas. Siga las orientaciones nacionales sobre el autoaislamiento. Sin embargo, si vive en una zona con paludismo (malaria) o dengue, es importante que no ignore la fiebre. Busque ayuda médica. Cuando acuda al centro de salud lleve mascarilla si es posible, manténgase al menos a un metro de distancia de las demás personas y no toque las superficies con las manos. En caso de que el enfermo sea un niño, ayúdelo a seguir este consejo.

Busque inmediatamente atención médica si tiene dificultad para respirar o siente dolor o presión en el pecho. Si es posible, llame a su dispensador de atención de la salud con antelación para que pueda dirigirlo hacia el centro de salud adecuado.

Nos preocupamos por tu atención y tu seguridad

Por ello hemos continuado atendiéndote a través de las redes sociales, llamadas telefónicas, video llamadas y correo electrónico.

Sin embargo, nada de esto sustituye una consulta médica formal.

En la que podemos explorarte, realizarte ultrasonido, colposcopia, tomarte la presión, toma de muestras, etc.

Por ello hemos tomado todas las medidas recomendadas y necesarias para poder recibirte con la mayor seguridad

El Hospital Angeles Pedregal observa los mayores estándares de seguridad que podemos encontrar en nuestro país

Las torres de consultorios se encuentran aisladas del edificio de hospitalización

Nuestro edificio cuenta con estacionamiento propio en los sótanos, desde los cuales hay elevadores de acceso directo a nuestras instalaciones

Hemos sanitizado completamente nuestras instalaciones

A toda persona que ingresa le tomamos la temperatura mediante termómetro infrarrojo digital

Nuestro grupo de salud utiliza equipo de protección, lavamos y desinfectamos nuestras manos antes y después de revisar a cada paciente y utilizamos y ofrecemos gel antibacterial

Nuestras citas serán en horarios espaciados para evitar acumulación de personas en la sala de espera

Hemos retirado nuestras revistas para evitar que sean un factor de contaminación

Como recomendaciones generales te suplicamos acudir sola, o máximo con un acompañante

No traer niños ni personas mayores.

Usar cubrebocas.

 

Nosotros te cuidamos.

¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?

Los síntomas más comunes de  COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otros síntomas menos frecuentes que afectan a algunos pacientes son los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies.

 

Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Alrededor de 1 de cada 5 personas que contraen COVID‑19 acaba presentando un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar.

 

Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas previas como hipertensión arterial, problemas cardiacos o pulmonares, diabetes o cáncer tienen más probabilidades de presentar cuadros graves.

 

Sin embargo, cualquier persona puede contraer COVID‑19 y caer gravemente enferma. Las personas de cualquier edad que tengan fiebre o tos y además respiren con dificultad, sientan dolor u opresión en el pecho o tengan dificultades para hablar o moverse deben solicitar atención médica inmediatamente. Si es posible, se recomienda llamar primero al profesional sanitario o centro médico para que estos remitan al paciente al establecimiento sanitario adecuado.

La variante Delta del SARS Cov-2, que se detectó por primera vez en India, en diciembre de 2020, se ha convertido hoy día en la dominante en diversos países.

La variante Delta del SARS Cov-2, que se detectó por primera vez en India, en diciembre de 2020, se ha convertido hoy día en la dominante en diversos países.

Conocida también por el nombre científico B.1.617, Delta es una de las cuatro variantes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado como “de preocupación”. Las otras tres son alfa, beta y gamma.

En este caso, las mutaciones detectadas de la variante Delta hacen que el virus se transmita más rápido y pueda eludir con mayor facilidad nuestro sistema inmune; además de presentar mayor fuerza de infección, lo que puede provocar un contagio con más facilidad.

Pero, ¿por qué se propaga con mayor rapidez? Se sugiere que la variante Delta puede transmitirse más rápido que otras porque hace más copias de sí mismo dentro de nuestros cuerpos a un ritmo más veloz.

Los síntomas

Los síntomas más comúnmente vinculados con la variante Delta son:

  • Dolor de cabeza

  • Dolor de garganta

  • Secreción nasal

Respecto a las otras variantes, la tos y la pérdida del olfato es menos frecuente entre los infectados, pero puede presentarse más mucosidad y dolor de garganta, por lo que las personas pueden confundir la enfermedad con un resfriado común y continuar con su vida normal con el riesgo de contagiar a los demás.

Ante ello, la vacunación es la mejor defensa contra la variante Delta, que actualmente se está concentrando fundamentalmente en los jóvenes y en la población no vacunada.

Por ello, la recomendación para los vacunados y no vacunados es seguir utilizando cubrebocas y mantener las medidas de prevención, solo así se podrá controlar la propagación de este virus.

Las vacunas

En la actualidad, la mayor parte de las vacunas que se están utilizando en el mundo han mostrado ser efectivas ante estas variantes. No hay que olvidar que el principal beneficio de estas es evitar las formas graves de la COVID-19. Lograr que las personas se vacunen lo más rápido posible, es la forma más rápida y eficaz de salir de esta pandemia.

PUEDES DESCARGAR EL AVISO DE PRIVACIDAD / ENERO 2020